jueves, 13 de septiembre de 2012

La vuelta de la enredadera (2)

1


































2




3 comentarios:

Betina Z dijo...

La primera me remite a lava, al interior de un volcán, a algo mezcla de fuego con tierra oscura.

La segunda es como una foto antigua, como ver el retrato de un tatarabuelo...
Ah, y y ojo con el caracol intruso (¿o es amigo?...)

Laura Rivera dijo...

Otra vez, la segunda sigue siendo mi preferida, con ese caracol camuflado entre la pared y las ramas, como al acecho, esperando las primeras hojitas.
Un beso

Flavia dijo...

Chicas, lamento comunicarles que el caracol está muerto. Hoy sigue en la misma posición.

Betina, los caracoles no le hacen nada a la enredadera, no es para su paladar. En cambio, adoran las margaritas y todo tipo de flores. Son tremendos. Ni te cuento cómo les gusta la albahaca, que plantamos en macetas todas las primaveras. En fin, son mis enemigos, pero son lindos.

Hoy ya saqué más fotos. Es increíble la velocidad con que se desarrollan los acontecimientos.

Besos a las dos,

Flavia